Todos los días consumimos alimentos que, además de nutrirnos y brindarnos el placer, contienen componentes que benefician nuestra salud de distintas maneras. Y, sin saberlo, es así como logramos cubrir las necesidades nutricionales de nuestro organismo.

Lamentablemente, existen hábitos alimentarios que impiden la incorporación de variados ingredientes saludables que nuestro organismo necesita. Los nutracéuticos pueden emplearse como reemplazo de la ingesta de esos componentes ya que estos suplementos dietarios suplementan la incorporación de nutrientes.

Las enfermedades son posibles de prevenir e incluso mejorar con una dieta adecuada que contenga todos los nutrientes y en algunos casos reforzando en forma extra algunos de ellos con complementos.

Los nutracéuticos son en realidad componentes naturales de los alimentos con beneficios saludables más allá de sus propiedades nutritivas tradicionales. Estos pueden ayudar prevenir numerosas enfermedades. La potencialidad de sus propiedades los ha llevado a cobrar protagonismo en los últimos años debido a su capacidad de brindar una alternativa natural y eficaz.