Derivado del aceite de soja, es una mezcla compleja de fosfolípidos integrado por: fosfatidilcolina, fosfatidiletanolamina y fosfatidilinositol.

La lecitina de soja sirve para reducir el colesterol. También existe evidencia de que beneficios para la memoria y las funciones cognitivas en general.

Hay evidencia de que la lecitina de soja, un derivado de la soja, mejora la memoria y las funciones cognitivas. Esa es solo una de sus propiedades beneficiosas para la salud

La Lecitina es una mezcla compleja de fosfolípidos. Reduce el colesterol. También existe evidencia de que es beneficiosa para la memoria y las funciones cognitivas –porque interviene en la transmisión del impulso nervioso- y para la salud cardiovascular debido a su efecto en el transporte y metabolismo del colesterol.

Por otra parte, mejora la salud hepática porque protege las membranas del hepatocito y previene el depósito hepático de grasa. Además, según diversos estudios funciona como antiinflamatorio. La dosis diaria recomendada es de 550 mg para los hombres y 425 mg para las mujeres. Sin embargo, en trastornos neurológicos o psiquiátricos son del orden de varios gramos.

Si bien en un principio se utilizaba como emulsionante en la industria de alimentos (sobre todo en dulces y chocolates) y como estabilizante de la leche en polvo, hace varios años comenzó a emplearse como suplemento dietético.