Teanina, el sedante natural

La Teanina o N-Ethyl-L-Glutamina es un aminoácido soluble en agua que se encuentra principalmente en el té verde aunque también es posible hallarla en el té negro y en algunos hongos. Se absorbe eficientemente en el intestino delgado por lo que puede consumirse en forma de suplemento e incluirse fácilmente en la dieta.

Mientras el estrés crece en el mundo, la teanina representa una herramienta natural, segura y eficaz para afrontar este fenómeno que parece ser el inevitable costo de vivir en la sociedad moderna.

Al poseer la capacidad de atravesar la barrera hematoencefálica en tan sólo 30 minutos, ejerce sus efectos sobre el estrés, disminuye la ansiedad y mejora la concentración. Llega al cerebro mediante un transportador de aminoácidos neutros y comienza su efecto al aumentar principalmente los niveles de la GABA (conocido también como aminobutírico), que es el neurotransmisor anti-excitación del cerebro. También aumenta los niveles de la serotonina y dopamina al unirse levemente a los receptores glutaminérgicos AMPA, Kainato y NMDA.

Hay estudios científicos que demuestran los múltiples beneficios de la teanina sobre el sistema nervioso central.

Como efecto de la teanina puede observarse un incremento de las ondas alfa (estado de relajación despierta), disminución de la activación del sistema nervioso central (lo que genera indirectamente cardioprotección), reforzamiento de la concentración, disminución de la ansiedad y alivio del estrés. También se ha demostrado que mejora el estado de ánimo y contribuye en el descenso de la presión arterial.

Por otro lado, hay estudios que demuestran que al ingresar la teanina (precursora del antígeno etilamina encontrado en bacterias, parásitos, hongos y células tumorales) a la sangre, aumenta la secreción de IL-12, dependiente de IF gamma por la célula T y su proliferación. Esto prepara al sistema inmune para dar una respuesta más rápida ante la re exposición al antígeno etilamina.

Otras investigaciones demuestran que tomar 200 mg diarios de teanina colabora en disminuir las molestias tanto físicas como emocionales que se presentan generalmente antes de la menstruación, en el conocido síndrome premenstrual.

Además, en los últimos años se descubrió que el efecto de la teanina sirve como complemento de la quimioterapia, ya que reduce el transporte de ácido glutámico (una sustancia que participa en los procesos de detoxificación) al interior de las células neoplásicas. Es así como los medicamentos antitumorales resultan más eficaces sobre las células cancerosas, al impedir que éstas contrarresten las drogas antitumorales. Pero la teanina tiene un doble efecto: también protege a las células normales. En pacientes con cáncer, la dosis recomendada es de 400-800 mg tres veces al día. La dosis habitual recomendada varía entre 50 mg a 400 mg diarios, siendo la dosis media 200mg. Es importante aclarar que la (FDA) Food and Drug Administration recomienda no consumir una dosis superior a 1.200 mg por día.

También se ha demostrado que previene el deterioro cognitivo. Los efectos preventivos del deterioro cognitivo se dan por los efectos antioxidantes de la teanina al capturar los radicales libres que inhiben la oxidación de la LDL-colesterol. Varios estudios muestran la acción inhibitoria de la teanina sobre la proteína amiloide beta. Raramente se observan efectos adversos, pero los más frecuentes suelen ser cefalea y mareos.

Suplementar la dieta con comprimidos de Teanina –disponible en farmacias y dietéticas- es una estrategia inteligente para quienes desean estar relajados de manera natural.

Conclusiones Nuestra dieta no contempla todas las necesidades del organismo. Si bien el té es una de las bebidas más consumidas en el mundo, la teanina se obtiene del té verde que existe en la planta de la camelia sinensis sin fermentar. Dados los índices inéditos de estrés a los que estamos sometidos actualmente como sociedad, la suplementación con teanina funciona como una herramienta natural, segura y eficaz para no sólo para mejorar la calidad de vida sino para colaborar en la prevención de enfermedades relacionadas.

Dra. Mónica Katz, médica especialista en nutrición, directora de cursos de posgrado de Nutrición en la Universidad Favaloro.